12 lugares que ver en Turín

Quizá lo primero que te venga a la mente al pensar en Turín sea alguno de sus grandes iconos: la FIAT, la Juventus o la Sábana Santa. Pero lo cierto es que la capital del Piamonte, que también fue capital de Italia (la primera), del Ducado de Saboya y del Reino de Cerdeña, tiene una riquísima historia que hoy queda patente en la elegancia de sus plazas, calles y palacios. En este artículo hemos seleccionado algunos de los mejores lugares que ver en Turín en 3 días, aunque también te será útil si dispones de menos tiempo. Y si quieres aprovechar tu visita al máximo, aquí puedes apuntarte al famoso free tour de Turín, que te dará una visión general de la ciudad en 2 horas.

Via Roma de Turín
La Via Roma de Turín con la Piazza San Carlo al fondo

Consulta todos nuestros posts sobre Italia

1. Piazza Castello y Palacio Madama

Para empezar a visitar Turín puedes dirigirte a la Piazza Castello, el centro neurálgico de la ciudad y un gran ejemplo de la majestuosidad de esta urbe. Buena parte de los sitios que hay que ver en Turín se encuentran a menos de 500 m de esta plaza, dominada por el Palazzo Madama. Este palacio, que hoy alberga el Museo de Arte Antiguo, fue construido para los Saboya en el siglo XIV sobre los restos de una edificación romana. Originalmente tuvo forma de castillo cuadrangular, como puede verse en la fachada posterior.

Palazzo Madama en la Piazza Castello - Qué ver en Turín
Vista del Palazzo Madama desde la fachada posterior

La fachada principal, no obstante, es de estilo barroco. Y es que en el siglo XVIII se le encargó a Filippo Juvara que remodelara todo el palacio, pero las obras se detuvieron tras finalizar la sección frontal. Volveremos a encontrarnos con Juvara en muchos puntos de la ciudad, pues fue uno de los arquitectos favoritos de los Saboya y no solo diseñó grandes palacios, sino también calles, plazas y jardines. El Palazzo Madama, por cierto, es uno de los 13 edificios de Turín incluidos en el conjunto Residencias de la Casa Real de Saboya, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1997.

Piazza Castello de Turín
La Piazza Castello con el Palacio Real al fondo

Además del Palazo Madama, en la Piazza Castello también hay que destacar: el Teatro Regio (de tiempos de los Saboya, pero reconstruido en 1973), el Palazzo della Giunta Regionale, el Palazzo della Prefettura, la iglesia de San Lorenzo (fundada en 1634 siguiendo los diseños del arquitecto barroco Guarini) o el Palazzo Chiablese (también de los Saboya). Por otra parte, alrededor del Palazzo Madama encontrarás varias esculturas o conjuntos escultóricos notables, todos ellos de temática militar.

El Palazzo Madama cierra los martes y abre el resto de días de 10 a 18h (cierre de taquilla 1 hora antes). El precio de la entrada general es de 10€. Puedes reservar tus entradas online en un proveedor oficial.

2. Palacio Real de Turín

Aunque también se encuentra en la Piazza Castello, el Palazzo Reale merece mención aparte. De todos los lugares que hay que ver en Turín, este es sin duda el más popular. El conjunto palaciego que hoy podemos contemplar comenzó a tomar forma hacia 1640, con la capital del Ducado de Saboya ya bien asentada en la ciudad (hasta 1563 lo había sido Chambéry). La familia decidió entonces reformar un antiguo palacio episcopal y convertirlo en residencia oficial de la Casa Saboya, estatus que mantuvo hasta 1865, cuando la capital del recién nacido Reino de Italia se trasladó a Florencia.

Palacio Real de Turín
Uno de los salones del Palacio Real de Turín

No nos detendremos aquí a describir las cualidades arquitectónicas del enorme palacio. Baste decir que durante las décadas posteriores a su construcción continuaron añadiéndose alas y nuevos elementos decorativos o reformándose plantas enteras, con múltiples arquitectos e interioristas interviniendo en su diseño (Juvara o Palagi entre ellos) y combinando diferentes estilos, desde el barroco hasta el neoclásico, pasando por el rococó. La visita es espectacular, pero para disfrutarla con calma hay que disponer al menos de una mañana entera.

Armería Real del Palacio Real de Turín
Armería Real

La visita al Palazzo Reale comprende el propio Palacio Real, con las antiguas dependencias de los Saboya; la impresionante Armería Real, con más de 5000 piezas en exposición; la bellísima Cappella della Sindone de Guarini (1680), lugar en el que se expuso la Sábana Santa hasta 1993; la Galleria Sabauda, una gran pinacoteca con obras de Veronese, Rubens, Van Dyck, etc.; y el Museo di Antichità, con piezas arqueológicas de diferentes épocas y las ruinas del teatro romano. A esto habría que sumar los jardines reales (acceso libre, con horarios) y la Biblioteca Real (para profesionales con reserva).

El palacio cierra los lunes y por lo general abre el resto de días de 9 a 18h (cierre de taquillas 1 hora antes). La entrada básica cuesta 15€. Importante: la entrada al Palacio Real está incluida en la Torino + Piemonte Card, una tarjeta turística muy interesante para visitar Turín en 3 días, 2 días o incluso 1 día, según la modalidad que escojas. Además de muchos pases a atracciones, también tendrás descuentos en transporte.

3. Catedral de Turín

Otra visita imprescindible en Turín es el Duomo di Torino, encajado en el ala oeste del Palacio Real. Construido a finales del siglo XV, es uno de los escasos ejemplos de arquitectura renacentista en la ciudad. Desde el exterior sobresalen la fachada de mármol blanco, la cúpula de Guarini y el campanile, cuyo remate final corrió a cargo de Juvara (en estilo barroco, allá por el 1720). En el interior sobresalen varias obras de arte, pero sin duda lo más atractivo para los turistas es el relicario de la polémica Sábana Santa.

Catedral de Turín
Vista exterior de la Catedral de Turín

La Sábana Santa (también conocida como Santo Sudario o Síndone) es la tela de lino en la que, según la tradición, habría sido envuelto el cuerpo de Jesucristo tras su crucifixión y en la que habrían quedado impresos sus rasgos faciales. Aunque diferentes laboratorios demostraron que la tela está datada entre los siglos XIII y XIV, la iglesia nunca se ha pronunciado a favor o en contra de su autenticidad y hoy continúa siendo un objeto de devoción para el catolicismo. En la catedral se puede admirar el relicario que la contiene y fotografías, pero la original solo se expone durante las llamadas «ostensiones».

Sábana Santa - Qué hacer en Turín
Capilla con el relicario de la Sábana Santa

La Catedral de Turín abre todos los días de 10 a 12:30h y de 16 a 19h aprox. La entrada es gratuita. Si te interesa mucho el tema de la Sábana Santa, puedes visitar a unos 750 m de la catedral el Museo della Sindone, donde se explica su historia y se exhibe una réplica, además de otros objetos, fotografías, etc.

4. Puerta Palatina

Delante del Duomo encontrarás el Parco Archeologico Torri Palatine, un enorme parque público salpicado aquí y allá por diferentes vestigios romanos, como el mencionado teatro (visible desde la calle) o parte de las antiguas murallas. Las ruinas más llamativas, en cualquier caso, son las de la Porta Palatina (s. I a. C.), una de las puertas de acceso a Iulia Augusta Taurinorum, la actual Torino. Aunque no toda la estructura es original, se conservan algunas partes romanas. El conjunto está flanqueado por las esculturas de Augusto y Julio César, realizadas en tiempos del dictador Mussolini.

Puerta Palatina - Qué visitar en Turín
Porta Palatina

La Porta Palatina es uno de los lugares que se visita en el free tour de Turín.

5. Mole Antonelliana

En nuestra opinión, otra de las cosas que hay que hacer en Turín es visitar el Museo Nazionale del Cinema. El edificio en el que se encuentra es uno de los más emblemáticos de la ciudad y el más alto del centro (167 metros): la Mole Antonelliana, de 1889. Este bizarro edificio, coronado con una gran cúpula de base cuadrada, sigue el peculiar estilo ecléctico de Alessandro Antonelli, el arquitecto piamontés que la diseñó y del que acabaría recibiendo el apodo por el que hoy se la conoce.

Mole Antonelliana - Qué ver en Turín
Cúpula de la Mole Antonelliana

El corazón de la Mole lo conforma un gran espacio vacío por cuya zona central sube y baja el ascensor panorámico que te llevará al mirador de la cúpula, desde donde obtendrás unas preciosas vistas de Turín. Además, como avanzamos, la Mole alberga el Museo Nacional del Cine, uno de los museos más originales que hemos visitado. La exposición asciende en espiral desde la base hasta un quinto piso mediante pasarelas o ascensores, repasando la historia del cine desde sus orígenes hasta nuestros días. Hay recreaciones de escenarios, objetos originales, maquetas, carteles, elementos interactivos, etc.

Museo Nacional del Cine - Qué hacer en Turín
Museo Nacional del Cine, en el interior de la Mole

El Museo del Cine y el ascensor panorámico de la Mole Antonelliana pueden visitarse de forma independiente o con una entrada combinada. Si compras la tarjeta Torino + Piemonte Card tendrás entrada gratuita al museo y descuento en el ascensor. Los horarios son comunes: martes cerrados y resto de días de 9 a 19h (sábado hasta las 22h). Museo 15€, Ascensor 9€ y ticket combinado 20€.

6. Palacio Carignano

El Palazzo Carignano es otra de las residencias de los Saboya protegidas por la UNESCO. Su fachada original, la que da a la plaza homónima, es de finales del siglo XVII y fue diseñada por Guarini en estilo barroco. También es barroco el precioso patio interior. La fachada posterior, que da a la Piazza Carlo Alberto, fue remodelada en estilo ecléctico a mediados del siglo XIX. Además de su belleza, este palacio es conocido por ser el lugar de nacimiento de Víctor Manuel II de Saboya, el primer rey de Italia. Sin duda es el lugar ideal para albergar el Museo Nazionale del Risorgimento Italiano.

Palacio Carignano - Qué ver en Turín
Patio interior del Palacio Carignano

7. Piazza San Carlo

Al suroeste de la Piazza Castello se abre una de las avenidas más importantes de Turín: la Via Roma, creada en el siglo XVI por orden del duque Carlo Emanuele I. Esta elegante calle desemboca tres manzanas más abajo en la enorme Piazza San Carlo, de casi 13000 m2. Escenario habitual de grandes acontecimientos, incluyendo las celebraciones de la Vecchia Signora, esta plaza fue concebida originalmente por el arquitecto Castellamonte en el siglo XVII, aunque más tarde sería rediseñada por Benedetto Alfieri.

Piazza San Carlo - Qué ver en Turín
Piazza San Carlo con el monumento a Carlo Emanuele I y las iglesias gemelas

Al sur de la plaza hay dos iglesias barrocas gemelas: Santa Cristina (1639) y San Carlo (1619). La primera es del propio Castellamonte, aunque la fachada de 1715 es obra de Juvara. En el centro destaca la escultura ecuestre dedicada Emanuele Filiberto, célebre por comandar la victoria española en la batalla de San Quintín (1557). La obra es de Carlo Marochetti (1838). En el lado oriental sobresale el Palazzo Solaro del Borgo, edificio del siglo XVII que perteneció a varias familias nobles y que actualmente alberga un hotel y la sede de la Accademia Filarmonica di Torino.

8. Museo Egipcio

El Museo Egizio de Turín es uno de los museos más visitados de Italia y uno de los cinco más importantes del mundo dedicado al Antiguo Egipto. Ubicado en el Palazzo dell’Accademia delle Scienze (s. XVII, de Guarini), el Museo Egipcio de Turín fue inaugurado en 1824 después de que Carlos Félix de Cerdeña adquiriese la colección privada de un cónsul francés que había trabajado en Egipto. Entre las más de 30.000 antigüedades destacan el Canon Real de Turín, la Tabla isiaca, las estatuas de Sethy II, Sejmet y Ramsés II o el ajuar funerario de Nefertari, por citar solo unas pocas piezas.

Museo Egipcio de Turín
Estatua de Tutmosis III en el Museo Egipcio de Turín

El Museo Egipcio de Turín abre los lunes de 9 a 14h y el resto de días hasta las 18:30h. La entrada general cuesta 18€, pero también la tienes incluida en la tarjeta Torino + Piamonte Card (sale a cuenta).

9. Piazza Vittorio Veneto

Otra de las grandes avenidas de Turín es la Via Po, que parte desde el sureste de la Piazza Castello y finaliza en la enorme Piazza Vittorio Veneto, a orillas del río Po. Construida en 1825, con la apertura de la ciudad hacia el río, fue bautizada con el actual nombre en honor a la batalla de 1918 que supuso el fin del Imperio austrohúngaro. Aunque no alberga monumentos de renombre, es una plaza elegante y llena de vida, con multitud de cafés. Además, ofrece unas buenas vistas del Po y de algunas iglesias del otro lado del río, como la Chiesa della Gran Madre di Dio o Santa Maria del Monte dei Cappuccini.

Piazza Vittorio Veneto - Qué ver en Turín
A la derecha la Piazza Vittorio Veneto vista desde la Mole

10. Parco del Valentino

Desde la misma Piazza Vittorio Veneto puedes dar un largo paseo a orillas del Po hasta el Parco del Valentino, un parque público muy frecuentado por los turineses. Pero no solo es un parque muy agradable, con jardines, terrazas al aire libre, etc.; el Parco del Valentino alberga dos sitios imprescindibles: el Castello del Valentino (otra de las residencias saboyanas) y el Borgo Medievale, un pintoresco pueblo-museo de estética y temática medieval construido en 1884 con motivo de la Esposizione generale italiana.

Borgo Medievale - Turismo Turín
Entrada al Borgo Medievale

Importante: el Borgo Medievale permanecerá cerrado por obras hasta finales de 2025. El Castello del Valentino, por su parte, solo abre algunos sábados. La visita es guiada y gratuita, pero requiere reservar con muchísima antelación aquí.

11. Basílica de Superga

Continuamos el repaso de lugares que ver en Turín alejándonos bastante del centro. La Basilica di Superga se ubica en lo alto de la colina homónima, a unos 10 km de la Piazza Castello. Para llegar hay que tomar un taxi o el famoso tranvía de Superga + bus, pero las vistas y la propia basílica compensan las molestias. Su construcción fue impulsada por Víctor Amadeo II de Saboya para celebrar la victoria piamontesa tras el duro Sitio de Turín (1706) y su arquitecto fue, una vez más, Filippo Juvara.

Basílica de Superga - Turín
Exterior de la Basílica de Superga

En el templo, finalizado en 1731, se mezclan los estilos tardobarroco o rococó y neoclásico, con mención especial para la cúpula, el altar mayor y el órgano. Lo más interesante, no obstante, es su fastuosa Cripta Real de estilo barroco, donde están enterrados más de 60 miembros de la Casa Saboya. La visita guiada te llevará a conocer los apartamentos reales y las cinco salas que componen la cripta, repleta de auténticas obras maestras del arte funerario. Por último, también se puede subir a la cúpula de Superga pagando una entrada independiente a la cripta.

Cripta Real de la Basílica de Superga - Turín
Cripta Real

Desgraciadamente, hay otro motivo por el que Superga es famosa. El 4 de mayo de 1949 el Torino FC regresaba de un partido homenaje en Lisboa cuando el avión en el que viajaban se estrelló contra un muro de contención de la basílica. El Grande Torino, que había sido campeón del Calcio durante cinco años seguidos y que aportaba 10 jugadores a la selección nacional, perdió a casi toda su plantilla, equipo técnico y directivos en la Tragedia de Superga, un evento que marcó la historia del club y del fútbol mundial.

Las visitas a la Cripta Real son guiadas, de 45 minutos de duración y solo en italiano. La entrada también está incluida en la tarjeta Torino + Piamonte Card. En la web de la basílica de Superga puedes consultar los horarios de la basílica (gratis), la subida a la cúpula (3€) y la Cripta Real + apartamentos (5€).

12. Museo Nacional del Automóvil

Si quieres ver Turín en 3 días tendrás que hacer algunos sacrificios. En nuestro caso tuvimos que omitir el Museo Nazionale dell’Automobile, pero no queríamos dejar de mencionarlo aquí porque se trata de uno de los museos más populares de la ciudad y, desde luego, un lugar de visita imprescindible para las personas apasionadas por el mundo del motor. Fundado en 1932 y remodelado en 2011, este multipremiado museo repasa la historia del automóvil desde los primeros coches a vapor (1769) hasta los mordernos Fórmula 1 a través de 200 vehículos de 80 marcas.

Museo Nacional del Automóvil en Turín
Coches clásicos en el Museo Nacional del Automóvil de Turín. Foto: depositphotos

Esta es otra de las visitas incluidas en la Torino + Piamonte Card.

Otros lugares que ver en Turín

Si tienes más tiempo o quieres descartar algunas de las visitas que te hemos propuesto, aquí va una breve lista de ideas para seguir conociendo Turín:

  • Villa della Regina: otra impresionante residencia real, no muy lejos del centro.
  • Juventus Museum: el museo de la Juventus, ubicado en el Allianz Stadium.
  • Museo del Grande Torino e della Leggenda Granata: museo dedicado a la historia del Torino (está lejos del centro y NO está cerca del Estadio Olímpico de Turín, donde el club juega sus partidos).
  • Casa Martini: la sede del mítico vermú, con visitas guiadas y experiencias.
  • Chiesa della Gran Madre di Dio: iglesia inspirada en el Panteón de Roma.
  • Santa Maria del Monte dei Cappuccini: iglesia que ofrece buenas vistas sobre Turín.

Información práctica para visitar Turín

Dónde está Turín

  • Torino, Piamonte, Italia
  • Puedes ver las ubicaciones exactas al final del post

Cómo llegar a Turín

  • Avión. Hay vuelos directos a Turín desde ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia, Alicante, Sevilla o Málaga. En Skyscanner o Momondo podéis comprobar conexiones, precios de los vuelos, etc. El aeropuerto de Turín se encuentra a unos 20 km del centro. Puedes reservar un traslado privado para ahorrar tiempo en el transporte.
  • Coche. Si vas a hacer una ruta por el norte de Italia, Turín es fácilmente accesible desde numerosos puntos. Desde Milán (por la A4) hay unos 140 km (1h 40 min) y desde Génova 180 km (2h) por la A7 + E70. Si necesitáis alquilar coche nosotros os recomendamos que reservéis en RentalCars, ya que suele ofrecer casi siempre las mejores tarifas.
  • Tren. Trenitalia tiene rutas directas a ciudades como Milano (entre 1h y 2h dependiendo del tren), Génova (2h), Florencia (3h con el Frecciarossa) o Roma (4h 50min con alta velocidad). Para buscar horarios, ver tarifas y comprar billetes de tren, os sugerimos usar esta web.
  • Bus. La empresa Flixbus conecta Turín con muchos destinos nacionales e internacionales: Milán, Roma, Génova, París, Berlín, Lisboa, etc.

Dónde dormir en Turín

Nosotros dormimos en un apartamento no muy céntrico, pero más o menos económico y muy agradable (tiene un 9,6 de valoración en Booking). Te lo recomendamos al 100% si no te importa coger un bus hasta el centro o caminar unos 25 minutos. Si lo prefieres, aquí hemos seleccionado tres de los alojamientos más populares en Turín:

  • Hotel Roma e Rocca Cavour (8,5 en Booking con más de 8000 reseñas): hotel clásico y muy céntrico, con desayuno incluido en sus tarifas. Uno de los más reservados.
  • Hotel Urbani (8,6 con cerca de 6000 valoraciones): situado muy cerca del anterior, pero decididamente más moderno y algo más económico (sin desayuno).
  • Hotel Cascina Fossata & Residence (8,6 con más de 5500 opiniones): no tan céntrico como los anteriores, pero con parking gratis y tarifas mucho más bajas.
  • Si no encontráis lo que buscáis os sugerimos que le deis una oportunidad a este buscador, una alternativa a Booking que a nosotros nos encanta.

Seguro para viajar a Italia

  • Si quieres contratar un seguro de viaje para vuestra ruta por Italia, nosotros os recomendamos que uses Mondo. Es un comparador español que suele ofrecer los mejores precios y su atención al cliente es de diez. Además, si reserváis con nuestro enlace tendrás un 5% de descuento.

Mapa de lugares que ver en Turín

Ampliar mapa de Turín
Alquiler de coche en Turín

Lugares que ver cerca de Turín

Aquí van algunas sugerencias para seguir conociendo Turín y sus alrededores:

  • Pabellón de caza de Stupinigi (13 km): residencia saboyana.
  • Palacio de Venaria (16 km): Otra de las residencias protegidas por la UNESCO.
  • Ponte del Diavolo (35 km): puente medieval.
  • Sacra de San Michele (37 km): monasterio símbolo de la región.
  • Monforte de Alba (74 km): pueblo pintoresco.
  • Valle de Aosta (105 km)
  • Isola San Giulio (127 km): un pueblo en medio del lago d’Orta.
  • Milán (143 km)
  • Génova (172 km)

Fotos: todas las imágenes son originales de Los apuntes del viajero, salvo que se indique lo contrario en la leyenda.

Actividades relacionadas

* Afiliados: este post contiene enlaces de afiliado. ¡Gracias por colaborar! -> [+ info]
** Código viajero: viajamos de forma independiente (sin patrocinadores, sin aceptar regalos, sin viajes pagados, sin participar en blogtrips o viajes de prensa).

Suscríbete gratis a nuestro boletín mensual
Recibe la "dosis viajera" con contenido exclusivo. Únete a más de 4.500 viajeros.

¡Me apunto!

Al suscribirte aceptas la política de privacidad

Pruden Rodríguez - Los apuntes del viajero
Pruden Rodríguez

Barcelona (1982). Viajero incansable, he recorrido junto a Lupe más de 30 países de Europa y unos cuantos de otros continentes. Desde 2021 viajamos en familia con el pequeño Ares. También me interesan la literatura de ciencia ficción (he publicado más de una decena de relatos en revistas y antologías), los juegos de mesa, la Prehistoria y la ciencia. Puedes saber más sobre nosotros en la página de quiénes somos o en mi perfil de escritor.

Deja un comentario