El volcán más accesible del mundo y la secta John Frum

¿Sabías que… el volcán activo más accesible del mundo es lugar de culto para una secta? Esta semana un documental de La 2 hablaba sobre volcanes y me interesó especialmente Yasur, un volcán activo situado en la isla de Tanna (perteneciente a la República de Vanuatu), al este de Australia. Una de las peculiaridades de este volcán es que se trata del volcán en activo más accesible del mundo. La otra gran peculiaridad, que descubrí ayer gracias al blog Visión Beta, es que el Monte Yasur es lugar de culto para la secta John Frum.


Al parecer en Oceanía existen varias religiones llamadas «cultos de cargo» cuya aparición está relacionada con la II Guerra Mundial y los bienes (cargamentos o «cargos») que portaban los ejércitos aliados. De hecho, el artículo de Visión Beta que leí hablaba en realidad de otra secta (los Yaohnanen) de la isla de Tanna que adora al Príncipe Felipe de Edimburgo. Ambas sectas (o grupos religiosos) están ligadas por la creencia de que sus dioses (John Frum y el Duque de Edimburgo) eran hermanos.


La mitología dice que John Frum era un soldado americano (a veces descrito como un hombre de raza negra y otras de raza blanca) que trajo bonanza, alimentos y promesas de un futuro próspero, libre de las ocupaciones europeas. Este «Mesías» proclamó también el regreso de los antepasados y el infinito abastecimiento de «cargos», que supuestamente eran enviados por los mismos ancestros y que no debían estar en manos de los occidentales. No se tiene constancia de la existencia de ningún soldado que respondiese a ese nombre y no se sabe si la mitología estaba basada en una persona real. Lo cierto es que esta secta, que hoy permanece activa, sigue esperando el regreso de John Frum, que según ellos habita en el volcán Yasur junto a su ejército.

Es del todo improbable que uno se cruce con John Frum en el Monte Yasur, pero el viaje a Tanna está de sobras justificado (para los que puedan permitírselo) por la posibilidad de acercarse a pocos metros del cráter, donde cada pocos minutos tiene lugar una erupción con la que el viajero podrá deleitarse. La subida a la cima del volcán puede hacerse por libre o con guía siempre que los niveles de seguridad lo aconsejen. El gobierno estableció 5 niveles de alerta, del 0 al 4, siendo el 0, el 1 y el 2 los que permiten el acceso hasta el cráter. Muchos viajeros hablan de lo impresionante que es ver salir de la lava enormes bolas de fuego, algunas de las cuales pueden llegar a caer cerca de los curiosos (tiempo atrás se llegaron a lamentar víctimas mortales). Aunque siempre se advierte del peligro, todos los viajeros coinciden en señalar lo excitante que resulta esta experiencia. Habrá que probarlo.


Por cierto, un par de curiosidades más: el programa español «Perdidos en la Tribu», tuvo como protagonista a una familia que convivía con los Nakulamen, una tribu de la isla de Tanna. Por otra parte, Vanuatu (país al que pertenece esta isla), fue considerado hace un tiempo el país más feliz del mundo.

· Hablaron sobre el volcán Yasur: Diario de viajes, Viaje Oceanía
· Hablaron sobre John Frum: Un barco más grande, Vidas ajenas

Fotos: (1) Volcan Yasur en la Isla de Tanna, Vanuatu, vía Sydney Morning Herald (2) Celebración del Día de John Frum, vía Blogometer (3) Viajeros cerca del cráter del Yasur, vía Volcano Discovery

Pruden Rodríguez - Los apuntes del viajero
Pruden Rodríguez

Barcelona (1982). Viajero incansable, he recorrido junto a Lupe más de 30 países de Europa y unos cuantos de otros continentes. Desde 2021 viajamos en familia con el pequeño Ares. También me interesan la literatura de ciencia ficción (he publicado más de una decena de relatos en revistas y antologías), los juegos de mesa, la Prehistoria y la ciencia. Puedes saber más sobre nosotros en la página de quiénes somos o en mi perfil de escritor.

23 comentarios en «El volcán más accesible del mundo y la secta John Frum»

  1. Realmente impresionante tu relato. Acceder a uno de estos volcanes debe constituir una aventura en todos los aspectos, para ver su espectacular presencia.

    Me ha gustado mucho.

    Un abrazo,

    Luis.

    Responder
  2. Un post muy interesante, Pruden, gracias por compartirlo.
    Lo del volcán tiene que ser alucinante y la historia de la secta, bueno, la verdad que me dan un poco de miedo ese tipo de lunáticos.
    Mejor entablar relaciones con alguna nativa de Vanuatu, ¿no te parece?
    Un saludo.

    Responder
  3. Óscar,
    Mucho mejor la opción B jeje Por algo la gente allí será tan feliz!

    M. Eugenia,
    Pues si finalmente vas no dejes de reportar tus impresiones (y de colgar esas fotitos maravillosas). Seguro que el desvío hacia las Fiji no estuvo mal :P

    Saludos!

    Responder
  4. Pues pues pues pues…qué quieres que te diga. A mí me gustan los volcanes y la vulcanología…pero de lejos. Eso de hacer peligrar la vida no me va, y menos ahora, que ya le he cogido cariño y tirria al mismo tiempo.
    Por cierto, te voto en los premios, entre familia hay que hacer piña xD
    Besotes para ti y para Lupe desde Melilla :D

    Responder
  5. Hola!

    Qué alegría! No por el voto (que también), sino por verte por aquí! Gracias por pasarte y comentar :) Por cierto, si algún día tienes la oportunidad de ver algo así de cerca… quizá si te atrevas! Debe ser una experiencia única! Y ya no digamos si te encuentras a la gente de esa tribu. Una aventura completa!

    Saludos y abrazos de Barcelona!!

    Responder
  6. Hola Elisa,

    GRacias por pasarte! Espero que sigas entrando de vez en cuando por aquí. Ya veo que tu blog va muy bien los premios 20blogs! Enhorabuena! Me hice seguidor de tu blog para estar al tanto de novedades :)

    Saludos!

    Responder
  7. PRUDEN: Viajar a la isla de Tanna es inolvidable. Tuve el año pasado la posibilidad de poder quedarme en la isla unos cuatro dias. Y todo allí es mágico,disfrute con los paisajes y la hospitalidad de sus gentes. La visita al volcán es para tener la sangre fria para poder hacer fotos en el momento de la erupción(son cada 4 o 5 minutos) y no salir corriendo. Gracias por toda esa información tan completa y por nombrarme en tu blog. Un abrazo.

    Responder
  8. impresionista!

    Bienvenido de nuevo entonces :) Los viajes tienen estas ironías. A veces descubres fuera de casa lo que no has visto a 5 metros. Aunque claro, ver un volcán en erupción rara vez es algo que podamos tener a 5 minutos de casa.

    Abrazos!

    Responder

Deja un comentario