Qué hacer en Altafulla (Tarragona)

Ubicada a 15 km de Tarragona, la pequeña localidad de Altafulla (5600 habitantes) es una rareza en la Costa Daurada. A diferencia de sus vecinas más famosas, Altafulla ha logrado evitar el turismo masivo y aún conserva cierto encanto tradicional. Las vías de tren separan su centro, con el casco antiguo y la mayoría de residencias, de su barrio marítimo, donde se encuentran los apartamentos turísticos. En este artículos os dejamos algunas sugerencias de lugares que ver y de cosas que hacer en Altafulla.

Qué ver y qué hacer en Altafulla
Pasaje en el carrer de les Botigues de Mar

Consulta todos nuestros posts sobre la Costa Daurada

1. Explorar la Vila Closa

Altafulla se menciona por primera vez en el siglo XI, cuando la población comienza a crecer alrededor del castillo. A diferencia de los asentamientos romanos, situados a pie de mar, este núcleo se ubica sobre una elevación de unos 50 m en la zona interior. Con el tiempo, el pueblo se amuralla, dando lugar a la actual Vila Closa. Casi todos los sitios que hay que ver en Altafulla se concentran en este pequeño barrio, donde uno puede sentirse como si hubiera viajado a un pasado medieval.

Vila Closa - Qué ver en Altafulla
Callejuelas de la Vila Closa de Altafulla, cerca del castillo

De las antiguas murallas queda poco más que el dibujo del perímetro en sus calles, aunque sí se conservan dos torres. El trazado urbano es algo caótico, con subidas, bajadas, callejuelas y plazoletas que dan lugar a rincones preciosos. No hay que perderse la Plaça del Pou, con restos de un arco medieval, un pozo, el ayuntamiento y el Monument als castells. También destacan el Carrer Major, la Plaça de Sant Antoni o la Placeta.

Plaça del Pou - Que ver en Altafulla
Plaça del Pou, con el ayuntamiento y el Monument als castells

Y, por supuesto, no podía faltar la iglesia. Consagrada a Sant Martí de Tours, la iglesia parroquial de Altafulla fue construida hacia 1705 con una mezcla de estilos a caballo entre el barroco y el neoclásico. No hay nada muy reseñable en ella, pues tanto la fachada como el interior son bastante austeros, pero forma un bonito conjunto con el castillo, al que está prácticamente adosada. En el interior, por cierto, descansan los restos de los marqueses de Tamarit (los Montserrat).

Iglesia de Sant Martí en Altafulla
Iglesia de Sant Martí

La entrada a la iglesia es gratuita y suele estar abierta durante el día. En la oficina de turismo de Altafulla os podéis apuntar a visitas guiadas por la Vila Closa.

2. Visitar el Castillo de Altafulla

Situado en el límite norte de la Vila Closa, el Castillo de Altafulla es uno de los lugares más emblemáticos de la localidad. El castillo original, románico, se menciona por primera vez en el año 1059. La construcción actual, no obstante, es el resultado de una gran remodelación realizada en el siglo XVII. Desde entonces, por cierto, ha sido siempre propiedad de los marqueses de Tamarit. De estilo mayormente renacentista, presenta una planta irregular, con diferentes cuerpos formando una gran torre. Su estado de conservación es óptimo. En 2019 fue declarado Bé Cultural d’Interès Nacional.

Castillo de Altafulla
Castillo de Altafulla (derecha) e Iglesia de Sant Martí (izquierda)

Aunque abrió sus puertas al público en 2019, solo se realizan visitas guiadas el primer martes y el último sábado de cada mes (gratuitas, con reserva previa). Más información aquí.

3. Pasear por las Botigues de Mar

Botigues de Mar es el nombre que recibe el paseo marítimo de Altafulla. El origen de este barrio se remonta al siglo XVIII, cuando pescadores y comerciantes locales construyeron pequeños almacenes en primera línea de mar para guardar sus utensilios o la mercancía destinada a las colonias. A principios del siglo XX algunos de estos almacenes se fueron transformando en viviendas hasta que las antiguas botigues perdieron su antigua función. Aunque hay varios restaurantes y heladerías (ideales para comer o tapear con vistas al mar), el paseo sigue manteniendo un aire familiar muy agradable.

Carrer de les Botigues de Mar - Qué hacer en Altafulla
Carrer de les Botigues de Mar

En la oficina de turismo organizan visitas guiadas por el barrio marítimo, incluyendo las Botigues de Mar y la villa romana.

4. Visitar la Vil·la romana dels Munts

Tarraco fue una de las ciudades más importantes de la Hispania romana y a su alrededor florecieron varios poblados y villas residenciales. La Villa del Munts pudo surgir como pueblecito en el siglo I, pero se sabe que en el siglo II se transformó en una villa de lujo, con una gran casa de dos plantas a la que no le faltaban detalles: patio con estanque, jardín, frigidarium y caldarium, etc. Algunos mosaicos y pinturas recuperadas allí se conservan en el Museu Nacional Arquelògic de Tarragona. La Villa del Munts forma parte del Conjunto arqueológico de Tarraco, declarado Patrimonio de la Humanidad.

Villa romana dels Munts - Qué visitar en Altafulla
Villa romana dels Munts

Horario en temporada alta: laborables de 10 a 13:30 y de 16 a 20 h. Domingos y festivos hasta las 14 h. Precio adulto: 4€. Más info aquí.

5. Bañarse en las playas de Altafulla

Altafulla tiene dos playas, delimitadas al sur por el pueblo de Tamarit y al norte por el municipio de Torredembarra. La principal es la playa de Altafulla, de arena fina y dorada, con una entrada al mar poco profunda en la orilla. Mide nada menos que 1,1 km y tiene unos 20 m de ancho, por lo que no tendréis que luchar por el sitio. Además de ser ideal para el baño, también se pueden practicar deportes náuticos. De hecho, es una playa muy popular para los amantes a la vela. La segunda es la playa del Canyadell, protegida por el Roquer de Torredembarra. Mide 60 m de largo y unos 35 m de ancho. No muy lejos se encuentra el Faro de Torredembarra, el último faro construido en España.

Playa de Altafulla
Playa de Altafulla desde el mirador del Passeig del Fortí

6. Caminar por los alrededores de Altafulla

Si tenéis más de un día para hacer turismo en Altafulla y os gusta el senderismo, a buen seguro disfrutaréis de sus caminos y de su red de senderos. Un primer paseo muy sencillito que os sugerimos sería el que lleva hasta la Ermita de Sant Antoni de Pàdua. Está a solo 800 m de la Vila Closa y en el mismo recinto podréis disfrutar de un buen restaurante. Si queréis ampliar el paseo podéis dar un rodeo para saludar al Oliverot, un árbol de más de 600 años. Otro paseo sencillo sería el que rodea el Castillo de Tamarit (no visitable) hasta la Cala Jovera. Si empezáis en la playa de Altafulla podréis ver un búnker, un faro y la desembocadura del río Gaià.

Castillo de Tamarit - Cerca de Altafulla
Castillo de Tamarit visto desde Altafulla

Si os interesa el tema de las rutas de senderismo, en la web oficial de turismo de Altafulla encontraréis unas cuantas ideas.

Lugares que ver cerca de Altafulla

Si estáis de vacaciones en Altafulla y necesitáis más propuestas de lugares que ver o cosas que hacer, aquí os dejamos unas cuantas sugerencias.

Información práctica para visitar Altafulla

Dónde está Altafulla

  • Comarca del Tarragonès, Tarragona, Cataluña
  • Podéis ver las ubicaciones exactas al final del post

Cómo llegar a Altafulla

  • Coche.
    • Altafulla se encuentra a solo 15 km al norte de Tarragona, pegado a la C-32, cerca de la AP-7 y cruzado por la N-340.
    • Para ir de Barcelona a Altafulla tenéis dos opciones. La vía más rápida (1 h) es la C-32, que discurre paralela a la costa hasta empalmar con la AP-7 (salida 32, Torredembarra/Altafulla). Esta opción es de pago por los túneles del Garraf. Si preferís la alternativa gratuita tendréis que dar un pequeño rodeo para hacer todo el trayecto por la AP-7 (1h 15 min).
    • Para ir desde Tarragona hasta Altafulla tendréis que salir hacia el norte por la A-7 y continuar por la N-340 (Altafulla/Tamarit) sin necesidad de entrar en la AP-7.
    • Si necesitáis alquilar coche nosotros os recomendamos que reservéis en RentalCars, un comparador que suele ofrecer las mejores tarifas.
  • Tren.
    • Altafulla está bien comunicada por tren gracias a la estación Altafulla/Tamarit de Rodalies de Renfe.
    • Para ir en Renfe de Barcelona a Altafulla podéis usar las líneas R14 (hacia Lleida, desde E. França, P. Gràcia y Sants), la R15 (hacia Riba-roja d’Ebre, desde las mismas estaciones), R17 (hacia Salou, mismas estaciones) y la R16 (hacia Ulldecona, desde las mismas estaciones). El trayecto dura 1 h 20 min aprox.
    • Para llegar desde Tarragona tenéis las mismas opciones que en el apartado anterior, pero en dirección Barcelona (1 parada en cualquiera de ellas, menos de 10 minutos), además de la RT2 (dirección L’Arboç).
  • Bus. También hay bastantes conexiones por bus hacia Altafulla. Desde Tarragona podéis tomar el bus urbano nº12 hasta Aiguamolls del Gaià o los buses de la empresa El Penedès, que cubren algunas rutas locales. Hasta donde sabemos no hay conexiones directas con Barcelona u otras grandes ciudades, pero sí hay conexiones vía Tarragona con Plana o ALSA.
  • Avión. El aeropuerto más cercano es el de Reus (24 km), mientras que el aeropuerto de El Prat de Barcelona se halla a 73 km. En Skyscanner o Momondo podéis comprobar conexiones, precios de vuelos, etc.

Hoteles en Altafulla

Aquí van algunos de los alojamientos más populares en Altafulla:

  • Altafulla Mar Hotel (8,7 en Booking). Hotel 4* junto al mar, con piscina al aire libre, sala de juegos, parque infantil, restaurante, etc.
  • May Altafulla Beach Boutique Hotel (9,4). 4* a pie de mar, con jardín, restaurante, terraza, piscina y muchas otras comodidades.
  • Hotel Yola Altafulla (8,3). Muy cerca de la playa, con piscina, gimnasio, restaurante y amiente tranquilo y familiar. Precios razonables.
  • Hotel San Martín Altafulla (7,8). Alternativa económica a 600 m de la playa, con piscina exterior, jardín, terraza y bar.
  • Hotel Gran Claustre Altafulla (8,1). 4* en la Vila Closa, junto al castillo. Tiene restaurante y spa con piscina cubierta.

Dónde comer en Altafulla

Y aquí os mostramos los restaurantes más populares de Altafulla. Los cuatro primeros se encuentran en el barrio marítimo, cerca de la playa, y los últimos en la zona centro (Vila Closa o alrededores).

  • Voramar Cal Vitali (4,2 sobre 5 en Google). Pegado a la playa. Ideal para comer paella, otros arroces, fideuá o marisco. Precio medio.
  • Polini Bar & Restaurant (4,4). En el carrer de las Botigues de Mar, junto a la playa. Ideal para tapear (sardinas, mejillones, calamares…) o comer arroz.
  • Tic Taco (4,7). Abierto en 2023. Mexicano del hotel Altafulla mar, con vistas a la piscina y no muy lejos de la playa. Toque moderno con precio razonable.
  • Morabito Altafulla (4,1). Una opción clásica si os alojáis en la zona de camping de Altafulla o Tamarit. Ideal para mojitos, copas, tapeo y comida mediterránea.
  • Granja Sant Francesc (4,5). Un clásico de comida tradicional de la zona. Ideal para comer canelones, croquetas, calçots (en temporada) y carnes. Zona centro.
  • La Toque (4,5). Cocina creativa en platillos para compartir a precios razonables. Ideal para comer algo diferente, especialmente para tapear. Junto a la Vila Closa.

Mapa de lugares que ver en Altafulla

Ampliar mapa de Altafulla

Fotos: todas las imágenes son originales de Los apuntes del viajero, salvo que se indique lo contrario en la leyenda.

Actividades relacionadas

* Afiliados: este post contiene enlaces de afiliado. ¡Gracias por colaborar! -> [+ info]
** Código viajero: viajamos de forma independiente (sin patrocinadores, sin aceptar regalos, sin viajes pagados, sin participar en blogtrips o viajes de prensa).

Suscríbete gratis a nuestro boletín mensual
Recibe la "dosis viajera" con contenido exclusivo. Únete a más de 4.500 viajeros.

¡Me apunto!

Al suscribirte aceptas la política de privacidad

Pruden Rodríguez - Los apuntes del viajero
Pruden Rodríguez

Barcelona (1982). Viajero incansable, he recorrido junto a Lupe más de 30 países de Europa y unos cuantos de otros continentes. Desde 2021 viajamos en familia con el pequeño Ares. También me interesan la literatura de ciencia ficción (he publicado más de una decena de relatos en revistas y antologías), los juegos de mesa, la Prehistoria y la ciencia. Puedes saber más sobre nosotros en la página de quiénes somos o en mi perfil de escritor.

Deja un comentario