Guía para visitar Delfos (Grecia)

Una de las etapas más emocionantes de nuestro viaje por Grecia fue la que nos llevó a conocer el yacimiento de Delfos, ubicado a unos 180 km de Atenas. Lo que en su día fue el hogar del famoso oráculo de Delfos, hoy se ha convertido en uno de los principales reclamos turísticos del país. En este artículo, que esperamos que os sirva como guía práctica, os hablamos brevemente sobre su historia y os contamos qué podréis ver en Delfos, qué horarios y precios tiene, cómo llegar desde Atenas y mucho más.

Tholos del santuario de Atenea Pronaia - Qué ver en Delfos
Tholos del santuario de Atenea Pronaia en Delfos

Consulta todos nuestros posts sobre Grecia

Breve historia de Delfos

El yacimiento arqueológico de Delfos se extiende sobre varias terrazas en las cercanías del monte Parnaso. Según la mitología, Zeus envió dos águilas a la Tierra y las hizo volar desde puntos opuestos. Las águilas se encontraron en Delfos y Zeus colocó allí un ónfalo, piedra que señala el ombligo del mundo. Se cree que los orígenes del santuario se remontan a época micénica (s. XIV a. C.) y que inicialmente se adoró a Gea. Pero es a partir del s. XI a. C. cuando se introduce el culto a Apolo y empieza a ganar notoriedad.

Entrada al templo de Apolo en Delfos
Entrada al templo de Apolo

El mito dice que Apolo derrotó allí a la monstruosa serpiente Pitón (Pýthon) y se adueñó del templo existente. Desde aquel momento se estableció en Delfos una sacerdotisa llamada Pitia (Pythia) que ejercía el arte adivinatorio en nombre de Apolo. En el siglo VII a. C. sus predicciones eran ya tan famosas que se construyeron los primeros templos de piedra, cuyos restos han llegado a nuestros días. Más tarde, hacia el 590 a. C., se fundaron allí los famosos Juegos Píticos, uno de los cuatro Juegos Panhelénicos.

Stoa de los atenienses en Delfos
Stoa de los atenienses

El oráculo de Delfos fue consultado por reyes y por personas humildes de todas las regiones del Mediterráneo durante siglos. Ninguna decisión importante se tomaba sin antes consultar a la pitonisa. El santuario inició su declive tras la ocupación romana (s. I), pero aún continuó en activo hasta el año 390, cuando el emperador Teodosio el Grande se propuso acabar con los cultos paganos. Sus ruinas comenzaron a recuperarse a finales del s. XIX y en 1987 fue declarado Patrimonio de la Humanidad.

Qué ver en Delfos

La visita a Delfos puede dividirse en cinco partes: el santuario de Apolo (yacimiento principal), el museo arqueológico, el santuario de Atenea Pronaia, el gymnasium y la fuente Castalia. A continuación detallamos un poco cada visita, aunque ya os adelantamos que el santuario de Apolo y el museo son las visitas obligadas.

Por si os interesa, hay un tour guiado en español desde Atenas a Delfos que os permitirá conocer este lugar sin los engorros del transporte, la comida, etc.

Santuario de Apolo

El santuario de Apolo es el yacimiento principal de Delfos. Esta zona y el museo se visitan con el mismo ticket, aunque los accesos son independientes. En el santuario de Apolo, que se expande sobre una pequeña loma, encontraréis los vestigios de cerca de 30 estructuras de diferentes épocas. El recorrido comienza en la parte más baja y sigue colina arriba sin posibilidad de pérdida. El primer templo de renombre que os encontraréis en el camino es el tesoro de los Atenienses, construido hacia el año 490 a. C.

Tesoro de los atenienses - Qué ver en Delfos
Tesoro de los atenienses

Estos tesoros, abundantes en Delfos, eran ofrendas hechas al dios Apolo. En este caso, los atenienses lo donaron como agradecimiento por su victoria en la batalla de Maratón. Se trata de un templo dórico muy bien conservado (reconstruido, eso sí), famoso por sus metopas con escenas de las vidas de Heracles y Teseo, conservadas en el museo de Delfos. Siguiendo el recorrido, pronto llegaréis al templo de Apolo, el lugar más sagrado del santuario. Allí era donde la Pitia pronunciaba sus oráculos.

Templo de Apolo - Qué ver en Delfos
Templo de Apolo

El arcaico templo de Apolo fue construido en el año 510 a. C., pero un terremoto lo destruyó. Gracias a las donaciones, en el 330 a. C. se levantó un nuevo templo de estilo dórico, rodeado de columnas. En la cella se ubicaban el ónfalo (ombligo del mundo) y una estatua de Apolo, ambos expuestos hoy en el museo. Frente a la entrada podréis ver una réplica de la columna de las Serpientes, cuyo original se halla en Estambul, que conmemoraba la victoria en la batalla de Platea (479 a. C.).

Teatro - Qué ver en Delfos
Teatro de Delfos

Otro lugar que hay que ver en Delfos, en la parte alta del recinto, es el teatro. Se trata del edificio más grande del santuario y está construido en piedra caliza. Reformado por completo en el 160 a. C., constaba de 35 filas de butacas y podía albergar hasta 4500 espectadores. Por último, fuera de los límites del santuario, no os perdáis los restos del antiguo estadio. Construido en la segunda mitad del siglo IV a.C., medía 178 m y daba cabida a unas 6500 personas. Fue uno de los principales escenarios de los Juegos Píticos.

Estadio - Qué ver en Delfos
Estadio de Delfos

Museo Arqueológico de Delfos

La visita a Delfos no podría entenderse sin el museo arqueológico, donde se encuentran algunas de las obras de arte más importantes de la Antigua Grecia. En sus 19 salas, modernas y bien ordenadas, encontraréis estatuas, vasijas, figurillas, joyas, ornamentos arquitectónicos, etc. Como dijimos, alberga las metopas del tesoro de los Atenienses, el ónfalo y la estatua de Apolo. Pero su pieza más famosa, considerada una obra maestra de la escultura griega de todos los tiempos, es el Auriga de Delfos.

Auriga de Delfos - Museo arqueológico de Delfos
Auriga de Delfos, expuesta en el Museo Arqueológico de Delfos

El Auriga de Delfos es una escultura de bronce del año 474 a. C., creada para conmemorar la victoria de Polizalo de Gela en la carrera de cuadrigas de los Juegos Píticos. El conjunto original incluía el carro, varios caballos y la figura de un esclavo. Entre otras piezas de enorme valor, en el museo también destaca la Esfinge de Naxos, escultura de mármol datada hacia el 560 a. C. Esta esfinge, ofrecida por los habitantes de la isla, se encontraba en lo más alto de una columna de 12 m situada junto al templo de Apolo.

Esfinge de Naxos - Museo arqueológico de Delfos
Esfinge de Naxos, expuesta en el Museo Arqueológico de Delfos

Santuario de Atenea Pronaia

Otro sitio que hay que ver en Delfos es el santuario de Atenea Pronaia. De hecho, su famoso tholos (templo de forma circular) es el lugar más fotografiado e icónico de Delfos. Este pequeño yacimiento se encuentra a unos 600 m en dirección sur de la entrada principal y se puede visitar libremente. Aparte del tholos, construido en el 370 a. C. y cuya función exacta se desconoce, podréis ver los restos del tesoro de los Mesalianos y del templo de Atenea Pronaia, entre otros vestigios de menor relevancia.

Santuario de Atenea Pronaia - Qué ver en Delfos
Santuario de Atenea Pronaia, con el tholos en medio y el templo de Atenea a la derecha

Gymnasium

Situado entre los santuarios de Apolo y de Atenea, este yacimiento alberga los restos de la palestra, la cisterna, las termas y otros recintos de uso recreativo o sus edificios auxiliares (baños, vestuarios, etc.). En esta zona, por desgracia, no queda mucho que ver y es una parte de la visita que puede llegar a ser prescindible si vuestro plan es ajustado.

Fuente Castalia

La fuente Castalia, ubicada al norte del gymnasium, justo al otro lado de la carretera, era la fuente sagrada donde los peregrinos recién llegados a Delfos se lavaban. Incluso la Pitia y los propios sacerdotes del santuario se purificaban allí antes del oráculo. Se pueden ver los restos de la fuente arcaica y la fuente romana. Aunque las ruinas no son muy interesantes, la fuente tiene una gran importancia por sus múltiples vínculos con los mitos griegos.

Qué ver cerca de Delfos

Aquí van algunos lugares que podéis ver en los alrededores de Delfos:

  • Arájova (10 km). Bonito pueblo encaramado en las montañas
  • Cueva Coricio (25 km) en el monte Parnaso. Muy relevante en la mitología
  • Monasterio de Osios Loukás (34 km), declarado Patrimonio de la Humanidad
  • Lebadea (44 km). Pueblo con preciosos manantiales y su propio oráculo
  • Termópilas (80 km). El mítico paso en el que Leónidas se enfrentó a los persas

Cómo llegar a Delfos

Cómo ir desde Atenas hasta Delfos

  • De Atenas a Delfos en coche: lo más rápido es salir por el norte, tomando la E-75 en dirección Lamía (Λαμία). A unos 113 km abandonad la autopista en el desvío hacia Livadeia. El resto del trayecto transcurrirá por la carretera 48. Pasada la población de Livadeia seguid las indicaciones hacia Delfoi sin desviaros. El viaje debería durar unas 2 h 15 min. Si necesitáis alquilar coche nosotros os recomendamos que reservéis en Booking RentalCars, un comparador que suele ofrecer las mejores tarifas.
  • De Atenas a Delfos en bus: cada día parten entre tres y cuatro buses desde Atenas hasta Delfos. La estación de buses de Delfos se encuentra a escasos 700 m del yacimiento. La duración del viaje es de casi 3 horas y el precio por trayecto ronda los 15€. Más info en la web de KTEL.
  • Tour guiado en español: si preferís ahorraros quebraderos de cabeza, una opción muy cómoda es reservar el tour desde Atenas a Delfos que ofrecen en Civitatis, una web de total confianza. El precio, muy razonable, incluye recogida en el hotel, traslado de ida y vuelta, guía en español, entradas y comida.

Cómo ir de Delfos a Meteora

Meteora se encuentra a unos 240 km de Delfos (unas 3 h 30 min en coche). Si tenéis pensado ir de Delfos a Meteora, aquí van algunas indicaciones:

  • De Delfos a Meteora en coche: salid hacia el Oeste (en dirección opuesta a Atenas) por la carretera 48/E-27, siguiendo siempre las indicaciones de Lamía (Λαμία), que se encuentra a unos 90 km. Más o menos a la altura de las famosas Termópilas, la carretera se convierte en una autopista que se ramifica algo más adelante. Seguid siempre las indicaciones de Lamía. Pasados unos 30 km de esta población encontraréis indicaciones para seguir por la autopista 3 en dirección a Tríkala (Τρίκαλα). Rodeando esta localidad por el norte ya encontraréis las señales hacia Kalambaka (Καλαμπάκα), que está al lado de los monasterios de Meteora.
  • Tour guiado en español: en la web de Civitatis podéis contratar un tour de 2 días a Delfos y Meteora desde Atenas. El precio incluye traslados, 1 noche de hotel con cena y desayuno, entradas y guía en español.

Dónde dormir en Delfos

Nosotros nos alojamos en Pythia Art, a unos 600 m de la entrada del Museo Arqueológico de Delfos y a menos de 1 km del yacimiento. No tiene nada de especial, pero es bastante correcto y la ubicación es inmejorable.

Si esa opción no os convence, otras alternativas muy populares son: Fedriades Delphi Hotel, un hotel 3* con bastante clase y buena ubicación a precios razonables; Kouros Hotel, otro 3* con muy buenas valoraciones; y Hotel Athina, sencillo pero económico.

Si no encontráis lo que buscáis os sugerimos que le deis una oportunidad a este buscador, una alternativa a Booking que a nosotros nos encanta.

Precios de Delfos

El Museo Arqueológico de Delfos y las ruinas se visitan con el mismo ticket.

  • General: 12€
  • Reducida: 6€ (este es el precio general en temporada baja)
  • En teoría, las entradas se pueden comprar online aquí.

Nota: la entrada al santuario de Atenea Pronaia (fuera del recinto principal) es gratuita.

Horarios de Delfos

  • En temporada alta, el sitio y el museo abren todos los días de 8 a 20 h
  • A partir del 1 de septiembre las horas de cierre se van reduciendo y en la temporada más baja cierran a las 15:30.
  • Horarios actualizados y ampliados aquí o aquí.

Consejos para visitar Delfos

  • Reservad unas 2 horas para visitar las ruinas con calma (recinto principal + santuario de Atenea, ubicado a unos 10 minutos a pie de la entrada).
  • Para la visita al museo, de tamaño mediano, pero con muchas obras importantes, podéis reservar unos 30-45 minutos (más si os apasiona el tema).
  • Para empezar la visita podéis aparcar junto al museo (frente al yacimiento no había parking cuando nosotros fuimos) y luego seguir andando hasta las ruinas (unos 10 minutos) para terminar en el santuario de Atenea (otros 10 minutos).
  • No hay un orden concreto para estas visitas, pero quizá es interesante empezar por el museo, donde aprenderéis unas cuantas cosas sobre Delfos, y proseguir con el yacimiento para poner en contexto las ruinas.
  • Si queréis contratar un seguro de viaje para vuestra ruta por Grecia, nosotros os recomendamos que uséis Heymondo. Es un comparador español que suele ofrecer los mejores precios y su atención al cliente es de diez. Además, si reserváis con nuestro enlace tendréis un 5% de descuento.

Mapa de Delfos

Ampliar mapa de Delfos
Alquiler de coche en Atenas

Fotos: todas las imágenes son originales de Los apuntes del viajero, salvo que se indique lo contrario en la leyenda.

* Afiliados: este post contiene enlaces de afiliado. ¡Gracias por colaborar! -> [+ info]
** Código viajero: viajamos de forma independiente (sin patrocinadores, sin aceptar regalos, sin viajes pagados, sin participar en blogtrips o viajes de prensa).

Suscríbete gratis a nuestro boletín mensual
Recibe la "dosis viajera" con contenido exclusivo. Únete a más de 4.500 viajeros.

¡Me apunto!

Al suscribirte aceptas la política de privacidad

Pruden Rodríguez - Los apuntes del viajero
Pruden Rodríguez

Barcelona (1982). Viajero incansable, he recorrido junto a Lupe más de 30 países de Europa y unos cuantos de otros continentes. Desde 2021 viajamos en familia con el pequeño Ares. También me interesan la literatura de ciencia ficción (he publicado más de una decena de relatos en revistas y antologías), los juegos de mesa, la Prehistoria y la ciencia. Puedes saber más sobre nosotros en la página de quiénes somos o en mi perfil de escritor.

Deja un comentario